Misión por la Vida en San Bernardo

El pasado 27 y 28 de Agosto se realizó en las parroquias de la Diócesis de San Bernardo la “Misión por la Vida” actividad que entregó en la mayoría de las villas y calles cercanas a las sedes parroquiales una edición especial de la revista diocesana con información sobre le Ley de Aborto en Chile.

Los encargados de repartir esta información fueron los mismos fieles, quienes con mucha alegría llegaron a las distintas casas donde también invitaron a los vecinos a participar de la gran manifestación por la vida que se realizará en el frontis de la Catedral de San Bernardo el próximo 4 de septiembre.

Fuente:Obispado de San Bernardo

WhatsApp Image 2016-08-27 at 18.32.18 IMG_4669 IMG_4681 IMG_4694 IMG_4702 IMG_4711

Ver mas

Más de 5000 personas en Marcha por la Vida en Temuco y Angol

El sábado 27 de agosto, miles participaron de la convocatoria que monseñor Héctor Vargas Bastidas, obispo de la Diócesis San José de Temuco, efectuara por la marcha por la vida.
La masiva concurrencia, proveniente de todos los rincones de la región, recorrió las céntricas calles tanto de Temuco y Angol, con carteles, globos, pancartas y coloridos lienzos, a manifestarse y dar testimonio de la férrea defensa de la vida humana.
El Obispo de Temuco, agradeció la masiva participación y entregó el siguiente mensaje a toda la comunidad:
Muy queridos Hermanos y Hermanas en el Señor, y a cuántos han querido acompañarnos, les saludo profundamente conmovido por esta masiva presencia, que da testimonio de nuestra férrea defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su muerte natural. A todos ustedes gracia y paz de parte del Señor, Autor y único Dueño de la vida.

En estos días, en que nos alegramos con la próxima celebración de un nuevo aniversario patrio , en el Senado nuestros legisladores trabajan el proyecto de ley que propone despenalizar el aborto en determinados casos; por ejemplo, cuando el embarazo pone en riesgo la vida de la madre o atenta gravemente en contra de su salud, en casos en que el embarazo es producto de una violación, o bien cuando el concebido que se desarrolla en el vientre materno posee malformaciones, que incluso se prevé que lo llevarán a la muerte una vez nacido.

Frente a estas situaciones, ninguna postura ni decisión es neutral, ni puede serlo. Como pastores de la Iglesia Católica y a partir de su enseñanza, con caridad en la verdad, queremos ofrecer luces para el discernimiento en conciencia de los católicos y de todas las personas de buena voluntad; también como un aporte a la reflexión de los legisladores y autoridades ante un tema que toca profundamente el alma nacional, como es el elemental derecho a la vida.

Ciertamente, las situaciones a las que se refieren estos proyectos de ley son muy dramáticas y dolorosas tanto para la madre como para las personas cercanas a ella, y no se suele estar preparado para vivirlas. El sentimiento de dolor que experimenta una madre y su familia al saber que el propio fruto de la concepción implica un peligro para su vida, que el hijo que espera con tantas ansias viene con una malformación grave, o que el ser humano que se gesta en su seno es el fruto de una violación; es un sentimiento que hay que comprender y debe constituir una gran preocupación para la familia, los servicios de salud y por cierto también en la propia comunidad cristiana. Situaciones como éstas, aunque escasas, son fuentes de angustia, incertidumbre y dolor que a nadie pueden dejar indiferente.

Ante tales situaciones, la pregunta es cómo responder de la mejor manera para ser respetuosos con la vida, tanto de la madre como la de su hijo, logrando que la respuesta del marco jurídico, de los servicios de salud y de la sociedad entera refleje un hondo respeto al derecho a la vida que tiene cada ser humano. Al mismo tiempo nos eduque a todos en los valores humanos fundamentales que están en juego, como son el respeto a la vida, el cuidado del más débil, así como la solidaridad, la compasión y la justicia. Consideramos que éstas son las cuestiones que hay que poner en la discusión. Pues las respuestas que demos como sociedad y país marcarán la vida de la madre y del hijo, como asimismo el alma nacional y la cultura que vamos construyendo.

El Papa Juan Pablo II, explicando el mandamiento “no matarás”, manifestó nuestra convicción con estas palabras: “Confirmo que la eliminación directa y voluntaria de un ser humano inocente es siempre gravemente inmoral” (Evangelium vitae, 57). Este principio ético, profundamente humano y anterior al cristianismo, vale con toda razón cuando hay que proteger la vida del ser humano que aún no ha nacido y en consecuencia rechazar la legalización del aborto.

Pensamos que, en un embarazo en el cual la vida o la salud de la madre corre peligro, no es lícito eliminar la vida del niño concebido. Desde la perspectiva de lo más propio de la medicina, que es sanar, curar y nunca dañar, y compartiendo el pensamiento de Pío XII, consideramos que “es erróneo poner el asunto con esta alternativa: o la vida del niño o aquella de la madre. No, ni la vida de la madre ni la del niño pueden ser objeto de un acto de directa supresión. De una parte como de la otra la exigencia no puede ser más que una: hacer todo esfuerzo por salvar ambas vidas, la de la madre y la del niño”. Las prácticas abortivas son la negación misma de lo que se entiende por un acto médico, que consiste en hacer el bien posible, en este caso, a sus dos pacientes: la madre y su hijo. Nunca será un acto médico el que dañe directamente a cualquiera de ellos.

Ello no se opone, sin embargo, a considerar lícitas las acciones terapéuticas necesarias en favor de la madre para sanarla de una enfermedad, aunque comporten un riesgo, incluso letal, para el ser que no ha nacido. No se debe confundir una acción terapéutica a favor de la madre, que encierra como consecuencia no buscada el peligro de una pérdida, con la directa eliminación del ser que no ha nacido.

En relación a despenalizar el aborto, cuando se puede predecir con probabilidad o subjetiva certeza que el niño nacerá con un defecto o enfermedad, hay que tener presente que la eliminación de un ser humano no constituye terapia alguna puesto que no sana a nadie. Se trata de un aborto directo ilícito desde el punto de vista moral y gravemente contrario al ordenamiento legal y constitucional de nuestra nación.

A veces se invoca el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo. Con ello se olvida que el ser humano que está en su seno no es parte de ella: es otro ser humano distinto al padre y a la madre. Por otra parte, los sentimientos de la madre que son invocados, ciertamente son respetables y muy atendibles. Pero nunca un sentimiento puede prevalecer como un valor superior por sobre el derecho a la vida que tiene todo ser humano, ya sea que esté sano o enfermo. Entre los derechos humanos, éste es el primero, sin el cual no existen los demás. Este derecho a la vida también se le ha de respetar al ser inocente que ha sido concebido como consecuencia de un acto tan violento y condenable como lo es una agresión sexual.

Creemos que el nivel de desarrollo de una comunidad se mide por la capacidad que tiene de hacerse cargo de los débiles y enfermos. Una sociedad que los elimina permite que la violencia se constituya en el método para resolver los conflictos, convirtiéndose en una dictadura donde los más fuertes terminan decidiendo por los más débiles. Nadie tiene derecho a arrogarse el poder de decidir qué vida merece ver la luz del día y cual no.

Resulta más razonable preguntarse en qué medida podemos todos generar instancias capaces de acompañar adecuada y efectivamente a la madre y su familia, con ayuda sicológica, social, económica y espiritual. Invitamos a los profesionales del área de la salud a buscar y ofrecer caminos ante estas situaciones que no signifiquen la destrucción deliberada de la misma vida sino su cuidado. Hay muchas experiencias conmovedoras de instituciones que se dedican al servicio de cuidar la vida de los pequeños, los sufrientes, los más pobres y abandonados de la sociedad. Ellas merecen nuestra gratitud y abren camino a otras iniciativas que pueden surgir.

Confiamos que en estos días en que una humanidad herida en el mundo entero, es testigo de múltiples formas de violencia y desprecio por la vida humana, se acreciente en todos nosotros el amor por la vida, el respeto a la vida de todos y -en especial- el deber de todos de cuidar la vida de los pequeños, los sufrientes y los más pobres y abandonados de nuestra sociedad. De un modo especial invitamos a orar por las madres que viven estas situaciones tan dramáticas y difíciles. Y también imploramos desde lo más profundo de nuestros corazones, para que la sabiduría y fortaleza de Dios guíen las decisiones de nuestros legisladores e ilumine sus consciencias en tan trascendente materia, especialmente a los Senadores de nuestra Región, y más aún, a los que son cristianos y católicos. Presentamos estas intenciones al Padre Dios, por intercesión de la Virgen María, que trajo a este mundo a su Hijo Jesús, al mismo Autor de la vida, y nos enseña a amarlo.

Que el Señor bendiga nuestra Región, a todos ustedes y a sus familias, Amén.

Fuente: Obispado de Temuco

2-3 3-2 3-2 (1) 4-1 (1) 5-1 6-1 (1) 7-2 8-1 9-2 10-1 11-2 12-1 13-2 14-1 15-2 16-1 17-1 18-1 20-1

Ver mas

Laicos alzaron la voz en defensa del no nacido durante Velatón por la Vida

Tal como lo habían anunciado, el movimiento “Ñuble por la Vida” llevó a cabo la tarde de este viernes en el frontis de la Catedral, una Velatón por la Vida, para lo cual extendieron una invitación abierta a toda la comunidad para que se manifestara a favor de la vida del que está por nacer.

Fueron más de 120 laicos los que con vela en mano y pañuelos blancos al viento, respondieron al llamado de esta agrupación que busca sumar fuerzas para evitar la despenalización del aborto en Chile, proyecto de ley que actualmente se discute en el Congreso.

“Sabemos que la ley de aborto está pronta a aprobarse en nuestro país, pero nosotros no bajaremos los brazos, nuestra lucha recién comienza. A todas esas futuras madres, niños y niñas de nuestro país y sobre todo de acá de Ñuble y que atraviesan por embarazos difíciles, les decimos: no los dejaremos solos, seguiremos siendo la voz del que no se puede defender”, sostuvo de manera enfática Gabriela Vega, Coordinadora del Movimiento “Ñuble por la Vida”.

En la ocasión también estuvo presente el obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, quien hizo un llamado especial a los parlamentarios. “Sabemos que muchos candidatos se presentan como católicos y los vemos en nuestros templos, pero muchos de ellos estarían dispuestos a votar a favor de una ley que elimina la vida, a ellos es el llamado de todo corazón para que tomen conciencia de que no podemos ser cristianos y a la vez eliminar la vida humana. La invitación es a que voten en conciencia, recordando que un día el Señor también los va a juzgar por su votación”, puntualizó.

El movimiento “Ñuble por la Vida”, reiteró la invitación a “todos quienes estén por defender la vida a unirse a esta causa sin distinción de creencias religiosas, políticas, socioeconómicas o de género, pues este movimiento posee un carácter ecuménico y transversal; y así sumemos fuerzas para evitar la despenalización del aborto en Chile”, indicó su coordinadora, para lo cual instó a quienes lo deseen a visitar el Facebook de Ñuble por la Vida.

Fuente: Comunicaciones Obispado de Chillán

Gale57c0d439ccc53_26082016_843pm Gale57c0d43a0dbce_26082016_843pm Gale57c0d43a7964b_26082016_843pmGale57c0d43a4429d_26082016_843pm  Gale57c0d43aaecf6_26082016_843pm

Ver mas
Ver todas las Noticias

Velatón por la Vida en Chillán

El próximo viernes 26 de agosto desde las 19 horas se realizará en el Frontis de la Catedral de Chillán una “Velatón por la Vida” para hacer participe a la ciudad  de la lucha a favor de la vida.

La actividad es organizada por la Diócesis de Chillán y la entidad Ñuble por la Vida quienes invitan a  encender una vela para que en Chile no se legalice el aborto.

 

 

Ver mas

Caminata por la Vida y la Familia en Puerto Montt

El próximo 10 de Septiembre se realizará la “Caminata por la Vida y la Familia, Rescatando Principios” la que recorrerá las calles de la comuna para dar a conocer el descontento de sus asistentes a la aprobación de la Ley de Aborto en Chile.

Se espera comenzar a las 11 de la mañana desde la Plaza Camahueto para terminar en la Plaza de Armas en un acto cultural.

La invitación es para el público en general que quiera unirse y gritar muy fuerte ¡Sí a la Vida!

Ver mas
Ver todas las Actividades